A partir de que el presidente actual Andrés Manuel López Obrador ha emitido comentarios y declaraciones constantes nada favorables acerca de los expresidentes mexicanos, esta vez el priista Ernesto Zedillo Ponce de León arremetió o al menos esa es la interpretación que se le ha dado a sus declaraciones.

Al participar en un foro sobre perspectivas económicas y tecnología en Latinoamérica, Zedillo lamentó la «ola de gobernantes populistas e ineptos que está sufriendo un buen número de países latinoamericanos» además criticó los intentos por “detener y revertir reformas ya adoptadas en el pasado y que mucha falta harán para favorecer el desarrollo de nuestros países”.

Sin hacer mención específica, agregó que este tipo de líderes gestionaron mal la pandemia por COVID-19, tomando malas decisiones en salud pública y economía y por ello nos enfrentamos a una crisis de desempleo, pobreza y en su momento altas tazas de mortalidad.

Ante tales declaraciones esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que el expresidente Zedillo fue un represor y endeudó al país convirtiendo las deudas privadas de unos cuantos a deuda pública con el Fobaproa. Además de acusar al expresidente de la presunta represión a indígenas que privatizó los ferrocarriles mexicanos.

Por Mariana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.