Luego de que la medicina experimentó con un nuevo método de trasplante a través de la sangre del cordón umbilical se abrió un nuevo camino para la ciencia en la búsqueda de la cura del VIH.

Dicho método permite la posibilidad de tratar a más personas que luchan contra esta enfermedad.

La explicación estriba en que la sangre del cordón umbilical está más disponible que las células madre adultas que se encuentra en los transplantes de médula ósea, además no es necesario que sea compatible con el receptor.

Se registró el caso de una mujer, siendo la tercer persona utilizando el método de trasplante de sangre de cordón umbilical en agosto de 2017, la mujer quien también padece de leucemia recibió el tratamiento para curar su cáncer y los favorables resultados marcaron un importante avance en el desarrollo de la cura para el VIH.

Los casos anteriores que se han curado de VIH han sido dos, de dos hombres que recibieron un transplante de médula ósea, sin embargo esta no es una opción fácil para la mayoría de los pacientes por ser un procedimiento altamente riesgoso e invasivo.

Luego de 37 meses del trasplante a paciente decidió suspender el tratamiento retroviral y más de 1 año después de esta decisión, no ha mostrado signos de VIH en sus análisis de sangre.

Por Mariana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.