Luego de que se registrarán 94 casos de COVID-19 en las oficinas de la presidencia municipal, la administración decidió que los trabajadores mayores de 63 años, las mujeres embarazadas y los trabajadores con alguna enfermedad o inmunodeficiencia, regresarán a hacer trabajo desde casa.

Se detectó un brote en la Oficina Mayor pero se han estado tomando las medidas necesarias para la contención del virus, ninguno de los trabajadores infectados ha tenido alguna complicación gracias a que todos cuentan con el esquema completo de vacunación.

La Dirección de Salud del Municipio ha tomado medidas con el fin de salvaguardar la salud de los empleados en las oficinas municipales, desde el día de ayer jueves 6 de enero se enviaron a los empleados vulnerables a desempeñar sus labores desde casa, además diariamente están realizando 300 pruebas en la unidad médica Santiago Troncoso.

Se están reforzando las medidas de higiene, lavado de mano frecuente, uso de cubre bocas, uso de gel antibacterial y sana distancia en todas las oficinas municipales.

Por Mariana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.