Recién pasaron elecciones en 15 estados de México y los gobernadores salientes se fueron dejando una deuda más alta de como la recibieron. Tal es el caso de Baja California con una deuda más lata en un 35.9%; Sonora con un alza de 5.8%; Nuevo León con 1.8%; Nayarit con 1.4% y Colima con 0.2%.

Estos porcentajes corresponden a los indicadores de la Secretaría de Hacienda, sin embargo 8 estados de la República han logrado bajar sus pasivos en ellos Guerrero en un 51.7%; Baja California Sur en un 31%; San Luis Potosí en un 26.3%; Zacatecas un 25.5%; Chihuahua en un 19.2%; Sinaloa en un 16.7 %; Campeche 11.5% y Michoacán en un 11.3%

En dos entidades se registraron pasivos en cero y merecen destacarse tal es el caso de Querétaro en donde el gobernador Francisco Domínguez hizo un esfuerzo en actualizar el padrón catastral y mejorar el cobro del predial e impuestos locales y Tlaxcala cuya constitución de prohíbe tomar deuda a largo plazo.

María del Carmen Martínez Richa, vicepresidente analista de Moody’s explicó que un buen parámetro de medición sobre cuando la deuda representa un problema, consiste en comparar el tamaño de la deuda de cada entidad con sus ingresos operativos y bajo esa métrica casos como Nuevo León que presenta el pasivo más alto entre los 15 estados cuenta con una economía muy dinámica, con ingresos que hacen la deuda manejable.

Las expertas Martínez Richa y Cynthia Rocha, directora de Aregional mencionan que la deuda de los estados ha crecido muy poco, en promedio entre 4 y 5 % luego de la entrada en vigor de la Ley de Disciplina Financiera en 2016.

La Ley de Disciplina Financiera exige a los gobernadores pagar los pasivos de corto plazo en los últimos tres meses antes de irse de su cargo, por lo que en el primer semestre del año, las deudas de las entidades que tuvieron elecciones se vieron reducidas, dicha ley es lo que ha ayudado a evitar problemas de sobre endeudamiento o insolvencia a las entidades federativas.

Cabe mencionar que Nayarit se declaró en bancarrota por incumplimiento de pago en sus obligaciones de financiamiento y en 2021 liquidaron los créditos a corto plazo gracias al anticipo de participaciones federales.

Por Shogunpro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.